Las martingalas en la ruleta

Se habla mucho de las famosas martingalas en la ruleta, y hacen correr ríos de tinta. ¿Mito o realidad? Es muy difícil de decir a ciencia cierta. En lugar de discutir durante horas, hemos decidido hacerle partícipe de los diferentes tipos de martingalas. Así usted podrá practicarlas y juzgar por usted mismo su eficacia. Porque, como bien dice el eslogan asociado hace unos años a un famoso juego de azar: “el 100 % de los ganadores tentaron su suerte”.

La martingala clásica

Este tipo de martingala se basa en la posibilidad llamada “sencilla”, es decir: negro o rojo, par o impar, o pasa o falta.

El principio consiste en dejar de apostar cuando se gana y doblar la apuesta cuando se pierde, de manera que siempre termina con una ganancia de al menos una unidad.

Pongamos un ejemplo concreto para ilustrar lo anterior:

  • 1 – Apuesto a par. Sale par. Gano una unidad (es decir, dos unidades menos mi apuesta). ¡Perfecto!
  • 2 – Apuesto a par, pero sale impar. Doblo entonces mi apuesta. El juego continua hasta que gano. Siempre me embolsaré mi apuesta y ua unidad suplementaria a fin de cuentas.

Matemáticamente funciona, es innegable. Sin embargo hay algunos pequeños peros en este método.

Por ejemplo, si la suerte no le sonríe rápidamente y tiene que multiplicar sus partidas para conseguir su objetivo. Esto puede tomar tiempo, mucho tiempo, mucho, mucho tiempo. Y durante todo ese tiempo hay que tener el “cash flow” necesario poder seguir adelante, puesto que parar y retirarse significa una gran pérdida. ¡Sea precavido!

Los otros tipos de martingalas

  • 1 – Existe la “gran martingala” en la que el jugador no hace más que doblar su apuesta añadiendo además cada vez una unidad. Las ganancias aumentan al final de la partida, pero como con la martingala clásica, es necesario tener los medios para invertir sumas importantes para obtener finalmente unas ganancias cuando menos mínimas. Depende tan sólo del jugador hacer la elección de esta martingala o pasar.
  • 2 – Veremos a ciertas personas jugar a la ruleta utilizando la Picamosca. Aquí, las cosas se complican un poco puesto que el jugador no hace sino aumentar una unidad cuando pierde y sólo después de tres pérdidas consecutivas dobla la apuesta. Las ganancias son aquí un poco menores que con las martingalas precedentes.

Existen muchos otros tipos de martingalas que usted puede descubrir a medida que vaya jugando. Se habla así de la Whittacker, de la pirámide de Alembert, de la contra Alembert, del Paroli, de la martingala americana, de la martingala holandesa e incluso de la Labouchère y de la Labouchère invertida.

Si piensa que las va a probar todas, piense en un presupuesto consecuente con ello

A continuación puedes echarle un vistazo a nuestro listado de temas relacionados con los juegos de casino online de nuestro sitio web.

2011 - 2017 jgef.com All Rights Reserved

Online casino: los mejores casinos en linea en español - no download software - descargar