La estrategia ganadora en el Bingo

En un artículo anterior hemos visto que el Bingo en línea, era un juego de pura suerte, y que las salas hacían todo lo posible por preservar la dimensión de « azar » de este entretenimiento que disfruta de una gran reputación. Sin embargo, existen tácticas que pueden ayudarle a aumentar las posibilidades. Éstas son complejas y numerosas. Aquí nos contentaremos con explicarle una noción esencial, que se recordará durante cada sesión de bingo, y que tal vez le permita convertirse en un feliz ganador.

Suerte contra estrategia

El juego de Bingo, ya sea practicado en línea o en una sala, sigue siendo un juego de azar. Sin embargo, a pesar de esta realidad, un matemático de nombre Granville trató de analizar la teoría de los números y las probabilidades para establecer un plan de acción susceptible de contrarrestar la suerte durante una sesión de Bingo. Granville llegó a comprender que cada resultado en el Bingo sigue un modelo específico. Por tanto, en realidad es posible ganar utilizando una buena estrategia en el Bingo.

Lógica matemática

Si Granville aún estuviera vivo y jugara al Bingo, su forma de proceder sería simple. A diferencia de los demás, no trataría de comprar desesperadamente un extraordinario número de cartones a la espera de un posible premio gordo. En este sentido, Granville no defiende precisamente el adagio que dice que « cuantos más cartones se jueguen, más grandes serán nuestras posibilidades de ganar ». Sin embargo, ¿la lógica matemática no es que mis posibilidades se multipliquen cuando tengo diez cartones en lugar de uno solo ? Bueno, vamos a ver que este no es el caso…

La clave del éxito

En realidad, jugar varios cartones sin reflexionar no sirve de nada. Según Granville, debe ser lo contrario, jugar un solo cartón cuya terminación de números sea diferente ¿Qué quiere decir esto ? Existen diversas variantes del Bingo. Tomemos el ejemplo del de 75 bolas. Las probabilidades de que salga la bola adecuada no superarán el 1,33%, ya que hay 75 bolas en esta variante y solamente será extraída una bola numerada del 1 al 75. De acuerdo con Granville, la distribución de las bolas es uniforme: de hecho, hay tantas bolas cuyo número termine por 1 (1, 11, 21, 31, 41, 51, 61, 71) como por 2 (2, 12, 22, 32, 42, 52, 62, 72) por ejemplo.

Terminaciones diferentes

Para maximizar sus posibilidades de victoria, Granville anima a los jugadores a seleccionar un cartón que tenga una distribución homogénea y uniforme de números. Cada uno de los cartones debe tener una terminación diferente para aumentar las probabilidades de ganar del jugador. Por eso, un cartón con los números 7, 11, 16, 23, 39, 45, 54, 62, 68 y 75 estaría adaptado a la estrategia defendida por Granville.